Blog / MIS DÍAS CON " K "- 2

sábado, 6 de febrero del 2010 a las 03:48



Tiempo de fiestas y reencuentro

Días antes de nochebuena, K viajó a Valencia. Quería disfrutar del calor de los abrazos de su madre, sus hermanos, sus sobrinos. Necesitaba de un tiempo de amor, de reencuentro en aquellas fechas especiales. Cada día se comunicó contigo de algún modo. Mediante mails que te contaban de cuanto disfrutaba jugando con esos niños que lo llenaban de besos y lo llevaban de la mano a recordar momentos de su infancia, que lo hacían reencontrarse con su niño interior. Ese, alejado de cualquier pensamiento negativo, ese que soñaba e imaginaba en completa libertad...
Te llamaba para decirte cuan importante era escuchar tu voz, para que supieses lo que deseaba tener un momento íntimo contigo, un momento mágico de conexión infinita...

Tú recibías cada sensación provocada por él como embelesada. Te gratificaba enormemente el hecho de que alguien se preocupara por ti. Agradecías el dormirte cada noche arropada por su ausente presencia y lo hacías con la más placentera de tus sonrisas... “Me alegro de que me extrañes un poquito”, te escribía.

Y regresó. Lo supiste pues apenas bajó del avión, tuvo la delicadeza de llamarte. Y pasó una semana. Te extrañaste de no volver a recibir ni un mail, ni una llamada, ni un sms. Una sensación de vacío te llenó el cuerpo. Su indiferencia comenzó a paralizar tu flujo de energía, el desgano comenzó a enraizarse en tu voluntad y miles de preguntas sin respuesta se clavaron en tu mente.

Un día, le enviaste un mensaje a su correo electrónico invitándolo a reflexionar sobre el hecho de que, si no quería tener nada contigo, te lo dijese a fin de que, evitando perder tu tiempo, pasaras página antes de desgarrarte profundamente. De inmediato te contestó con una llamada, pidiéndote disculpas por su frialdad e invitándote a ese momento de intimidad que tanto había deseado, estando en Valencia y acudiste, olvidando todo el dolor que te había provocado en esos días...

La noche fue mágica. Tal como la soñaste. Todo se conjugaba a la perfección. La casa de campo pequeña, íntima, acogedora, rodeada de frutales, la noche luminosa... El fuego de la chimenea, las velas perfumadas, la música lounge, la alegría del reencuentro, el abrazo infinito, los besos...Todo se fue dando con naturalidad, con libertad... El sofá blanco en ese ambiente acogedor los invitó a jugar a las caricias, a sentirse, a percibirse con los cinco sentidos. Y luego el paseo al más allá, a los mismos confines del cosmos infinito, a reencontrarse en una misma esencia. Tú y él. Él y tú, solos, envueltos de deseo, cubiertos de placer. Sólo os dejásteis para filosofar, o bien para expresar con palabras la felicidad que sentistéis al descubrirse en el semejante...

Fue difícil descansar... Cierta excitación permaneció latente toda la noche. Y cada movimiento, cada respiración del otro, hacía que las manos se encontraran, que las piernas se entrelazaran... Qué bello fue saber que estábais allí, juntos, presentes, uno en el otro. Qué bello fue el saber de la generosidad del otro, de la apertura interior... Nada os causó más placer que el reconocer que vuestras mentes estaban dispuestas a hacer el amor.

Y por la mañana, el abrazo de bienvenida a la realidad, el nuevo reconocimiento del terreno descubierto la noche acabada y un nuevo choque de energías que se entrelazaron y se fundieron para salir disparadas hacia el exterior en forma de luz perpetua. Más tarde el apetito, el desayuno entre melodías pop y el paseo a la orilla del mar, confesando cada uno lo que se había llevado del otro y que se atesoraría como la más preciada de las joyas de la corona. El viento fresco acariciando las mejillas, las manos entrelazadas y la vuelta a casa, prometiendo un nuevo encuentro...


Comentarios 13

Para publicar un comentario tienes que conectarte. ¡Si todavía no tienes una cuenta, regístrate ahora!

  • 52

    Aquella_Luna 11 de agosto del 2010

    - martinparis:
    Demasiado tarde para dolorosas introspeciones...

    Saludos


    Tarde sí, el tiempo ha pasado. IntrospeCCiones dolorosas??? Siempre se obtiene una luz hasta de las peores oscuridades...


  • 51

    martinparis 11 de agosto del 2010

    Demasiado tarde para dolorosas introspeciones...

    Saludos


  • 52

    Aquella_Luna 18 de abril del 2010

    - boheme_para_ti:
    Mmmmmmmmm ...se desató la locura mal contenida, la pasión desaforada se adueñó de sus almas y sus cuerpos. Se buscaban para encontrarse, se procuraban para saber que estaban. En esa existencia que paracía huir de su consciencia, en ese continuo perderse y encontrarse. La vida parecía explotar dentro del pecho y en la posesión posesiva, la más incondicional entrega. Como si fuese el último día, la última velada. Y en el torbellino desatado, en la ráfaga huracanada, desprendíanse el algodón y el lino, desafortunadas coberturas del amor, a la vez, bisoño y veterano. En cuanto se dio todo lo que podía ser dado, cuando no parecía que podía quedar más nada, hablaron suaves caricias de dedos y labios, en lenguaje que tan sólo ellos podían dialogarlo. Tras un instante, milésima de eternidad, de eternidad en un instante, toda una vida por delante sin dejar de mirarse.


    Abrazos, abrazos, porque me has recordado... Ahora correré a tu "casa" para ver si hay más regalos...
    (Me encantan tu palabras )


  • 50

    boheme_para_ti 17 de abril del 2010

    Mmmmmmmmm ...se desató la locura mal contenida, la pasión desaforada se adueñó de sus almas y sus cuerpos. Se buscaban para encontrarse, se procuraban para saber que estaban. En esa existencia que paracía huir de su consciencia, en ese continuo perderse y encontrarse. La vida parecía explotar dentro del pecho y en la posesión posesiva, la más incondicional entrega. Como si fuese el último día, la última velada. Y en el torbellino desatado, en la ráfaga huracanada, desprendíanse el algodón y el lino, desafortunadas coberturas del amor, a la vez, bisoño y veterano. En cuanto se dio todo lo que podía ser dado, cuando no parecía que podía quedar más nada, hablaron suaves caricias de dedos y labios, en lenguaje que tan sólo ellos podían dialogarlo. Tras un instante, milésima de eternidad, de eternidad en un instante, toda una vida por delante sin dejar de mirarse.


  • 52

    Aquella_Luna 8 de abril del 2010

    - ekkerhard27:
    Me ha gustado mucho el relato. Es profundo, intenso y auténtico. Me gusta mucho las imágenes que utilizas y como describes las situaciones y la complejidad de los sentimientos. Moltes felicitats.

    Fernando


    He leído tus dos comentarios y te los agradezco. Un beso.-


  • 52

    Aquella_Luna 8 de abril del 2010

    - ekkerhard27:
    Me ha gustado mucho el relato. Es profundo, intenso y auténtico. Me gusta mucho las imágenes que utilizas y como describes las situaciones y la complejidad de los sentimientos. Moltes felicitats.

    Fernando


    Muchas gracias por tu comentario.
    :)


  • 52

    Aquella_Luna 7 de febrero del 2010

    - epaloma09:
    ¡Qué bueno! ¡Qué lindo amiga leerte en esta producción después de tanto tiempo de no saber de vos! Un abrazo a la distancia!


    Mi abrazo para ti y mis gracias por haberte hecho presente. Más besos !!!


  • 56

    epaloma09 7 de febrero del 2010

    ¡Qué bueno! ¡Qué lindo amiga leerte en esta producción después de tanto tiempo de no saber de vos! Un abrazo a la distancia!


 1 2
Tu voto: 0
votos: 10,0 (1 voto)