Blog 278


  • EL VERANO TERMINÓ

    EL VERANO TERMINÓ

    El verano se murió,
    el otoño ya llegó.
    Se acabaron los calores,
    se amustiaron los amores,
    las praderas y las flores.
    El buen tiempo terminó.

    El verano se murió,
    el otoño ya llegó.

    Queda terminar septiembre,
    malvivir hasta diciembre,
    dependiendo si en noviembre
    una buena no se armó.

    El verano se murió,
    el otoño ya llegó.

    ¿Habrá cambio de bandera
    si de Artur Mas se apodera
    lo que bulle en su sesera,
    si ésta no se le secó?

    El verano se murió,
    el otoño ya llegó.

    Está feo el panorama,
    cualquier cosilla me escama;
    casi me meto en la cama,
    que allí tranquilo estoy yo.

    El verano se murió,
    el otoño ya llegó.

    Todo puede suceder,
    quizás que hasta una mujer
    llegue a estar en el Poder.
    No se puede decir no.

    El verano se murió,
    el otoño ya llegó.

    España es un cachondeo,
    lo pienso cuanto más leo.
    Mejor leer un tebeo,
    ¡es verdad y se acabó!

    El verano se murió,
    el otoño ya llegó.

    Siempre la misma rutina,
    el ladrón roba en la esquina,
    el banquero en su oficina…
    ¡La madre que los parió!

    El verano se murió,
    el otoño ya llegó.

    Mi buen amigo, Francisco Escobar Bravo, me ha remitido los versos que anteceden y que él ha compuesto bajo el título "El verano se murió". A vuelta de correo, le ha contestado así:

    ¡HOLA!, Paco: la ilusión por una costumbre en la vejez, como la ilusión por un juguete en la edad infantil, es algo que se va perdiendo poco a poco hasta que se acaba. Y a mí se me acabó aquello de estar al tanto de los acontecimientos para opinar. Por éso me han gustado tus versos que titulas "El verano se murió". En este pais, España, es inútil leer artículos en la prensa, escuchar o intervenir en las tertulias o los foros de opinión política, porque los acontecimientos siguen su curso con arreglo a los intereses de altos mandatarios y banqueros, sin que los ciudadanos tengamos cauces legales para influir en sus decisiones. El panorama político-económico es como una representación teatral donde los que mandan y los que pueden están siempre en el escenario. Los demás somos aborregados espectadores cuya misión no va mas lejos del derecho a votar cada cuatro años para que los que sigan o entren continuen haciendo lo mismo que lo que se hace siempre. Lo que pasa es que estar en la butaca de este escenario teatral nos cuesta un dinerillo, que se hace mas patente cuanto mas pobres seamos: los impuestos de los que, en una forma u otra, no se salva ni el "quisqui", para que algunos muchos se lo lleven crudo.

    Perdona si, desde que así pienso, no mantenga contigo, ni con nadie, una relación mas fluida en cuestiones de opinión política. Tú, además de ser un gran versificador, eres como un cronista genial de tus vivencias y de la actualidad político-social. Hace tiempo que no escribo ni en netlog ni en el foro "periodista digital", del que aun sigo siendo miembro. Si me das permiso, puedo insertar todavía en este foro "El verano se murió", por ser adecuado en cuanto a su matiz político... ¡Y sin que sirva de precedente!.

    Un abrazo, amigo.

    Avidad

  • ESPAÑA

    Creo que merece la pena publicar este mensaje que he recibido de un amigo que, a su vez, lo recibió de otro amigo asturiano.

    Nací en Asturias, por la gracia de Dios. Mi lengua materna es el asturiano (o, como lo denominan los listos y los finos, el “bable”). En mi aldea, los únicos que hablaban español cuando yo era pequeño, allá por los años 70 del siglo pasado, eran el cura y el maestro. Los del pueblo “hablábamos mal” o “no sabíamos hablar” o, simplemente, éramos aldeanos y hablábamos como tales. Los asturianos nos avergonzábamos de nuestra propia lengua y algunos todavía se avergonzarán hoy. Allá ellos. Yo me siento tremendamente orgulloso de ser asturiano y de hablar asturiano siempre que tengo ocasión; o sea, cuando estoy con asturianos y sé que me van a entender. No se me ocurre hablar asturiano con murcianos o con castellanos, porque sería una ridícula falta de educación y de sentido común.

    Eso es lo que falta en esto de las lenguas: sentido común. Porque el sentido común se pierde cuando las ideologías se entrometen y empiezan a utilizar las cuestiones lingüísticas como arma política para dividir a las personas y establecer “hechos diferenciales” que consisten, básicamente, en exaltar las bondades de tu historia, tu cultura y tu lengua para despreciar al vecino y ahondar en lo que nos separa. “Nosotros bebemos sidra y jugamos a los bolos. En cambio, a los vecinos (esos bárbaros) les gusta el vino y juegan a la petanca…¡Qué distintos somos! ¡Dios nos libre de Castilla!”. Así razonan los fanáticos nacionalistas, sean asturianos, vascos, catalanes o uzbecos. Separar, dividir, insultar, manipular la historia… Como si amar tu tierra y tu lengua fuera incompatible con el amor al resto de las lenguas y culturas de las tierras de España. Yo amo a Asturias y al asturiano, porque esa es mi tierra y esa es la lengua que aprendí a hablar en mi casa. Pero amo con la misma pasión a España y al español. Amo la Hispanidad, amo las Españas y amo la lengua de Cervantes. Mi forma de ser español es siendo asturiano.

    Porque ser español es mucho más que tener un pasaporte. España es mucho más que sus territorios peninsulares, insulares y norteafricanos; mucho más que sus cuarenta y siete millones de habitantes.

    España es el Cantar de Mio Cid. Ser español es recordar a doña Jimena en el Monasterio de San Pedro de Cardeña, defender el honor de doña Elvira y doña Sol contra los traidores y cobardes Infantes de Carrión y combatir junto a Minaya Alvar Fáñez y Martín Antolínez, el burgalés de pro.

    España es Gonzalo de Berceo y sus Milagros de Nuestra Señora y"el monasterio de San Millán de la Cogolla y el de Santo Domingo de Silos; Ser español es cortejar con el Marqués de Santillana a aquella “moza tan fermosa” que era “la vaquera de la Finojosa”. O ir en busca de amores con el Arcipreste de Hita y la vieja Trotaconventos.

    Ser español es mirarle a la cara sin miedo a la Muerte, como Jorge Manrique, con el aplomo y la resignación cristiana del Maestre don Rodrigo, “porque querer hombre vivir, cuando Dios quiere que muera, es locura”. Pero ser español también es compartir y disfrutar de un vaso de buen vino con la vieja Celestina y sus pupilas en una tasca de mala reputación.

    España son las Églogas de Garcilaso de la Vega y su Soneto XXIII, el Cántico Espiritual de Juan de la Cruz y las andanzas y miserias de Lázaro de Tormes. España es la Oda a la vida retirada de fray Luís de León, los Ejercicios Espirituales de Ignacio de Loyola y la vida del Buscón de Quevedo. España son las soledades de Góngora y es cabalgar con don Quijote y Sancho Panza para desfacer entuertos y combatir malandrines y encantadores. Español es Peribañez y Fuenteovejuna y Olmedo (“que de noche lo mataron al caballero, la gala de Medina, la flor de Olmedo”). España es Segismundo (“¡Ay mísero de mí, ay infelice!”) y el burlador de Sevilla y el Estudiante de Salamanca y el don Juan de Zorrilla.

    España es Cadalso, Feijoo y Jovellanos. España son las rimas de Bécquer y las orillas del Sar de Rosalía y el don Juan Tenorio de Zorrilla. España es un canto a la libertad como la canción del pirata de Espronceda y es el dolor de Larra. España es la Benina de Galdós y la Ana Ozores de Clarín y la Pepita Jiménez de Valera.

    España es la agonía de Unamuno, la elegancia refinada de la princesa triste de la Sonatina de Rubén Darío y el sufrimiento y el espanto de Lo Fatal. España es el esperpento de Max Estrella y Valle-Inclán y son los Campos de Castilla de Antonio Machado. España es Andrés Hurtado y Zalacaín el Aventurero. España es la San Sebastián de Edad Prohibida de Torcuato Luca de Tena y la Asturias de Armando Palacio Valdés y su Aldea Perdida. España es el Macondo de los Cien años de soledad de Márquez y es La ciudad y los perros de Mario Vargas Llosa. España es también el México de Carlos Fuertes y la Cuba de José Martí y es el Chile de Pablo Neruda y la Nicaragua de Rubén Darío. España es la Pampa del gaucho Martín Fierro y es el Inca Garcilaso de la Vega y es un poema de amor de sor Juan Inés de la Cruz y es el Facundo de Domingo Sarmiento. España es la Comala de Pedro Páramo y es el nuevo mundo de Bernal Díaz del Castillo. España es un cuento de Borges o un relato de Cortázar.

    España es un retrato de Velázquez, una pesadilla de Goya en su Quinta del Sordo y un arlequín de Picasso; España es una mujer asomada a una ventana contemplada por Dalí y un mural colorista de Miró. España es Gaudí y Tapies y Antonio López; es churrigueresco y herreriano, románico y gótico. España es el Museo del Prado y la Catedral de Burgos y la de Zamora y la de León y la de Oviedo y la de Palma de Mallorca y la de Palencia y la de Córdoba y la de Murcia y la Alhambra de Granada…

    España tiene ritmo de pasodoble y de ranchera, de merengue y salsa, de muñeira, jota y sevillana. España es una sardana y una danza vasca. España suena a gaita y a guitarra flamenca y a mariachi mexicano y a música andina. España es Albéniz y Falla.

    España es La Colmena de Cela y Cinco noches con Mario de Miguel Delibes; es Lauro Olmo y la historia de una escalera de Buero Vallejo. España es la poesía de Miguel Hernández y Celaya. España es Lorca, Aleixandre y Dámaso Alonso. España es la Razón de amor de Salina y el Ciprés de Silos de Gerardo Diego y la Meseta de Guillén.

    España es la Plaza Mayor y la Universidad de Salamanca y la Plaza del Obradoiro y el Pórtico de la Gloria de Santiago de Compostela y la Sagrada Familia de Barcelona. España es Segovia y su Acueducto Romano y Ávila y sus murallas. España es el Monasterio del Escorial y la imaginería de Salzillo y de Gregorio Fernández y de Alonso Cano. España es Chillida y Gargallo, la luz de Sorolla y un paisaje de Zuloaga.

    Español de España, español de América, español universal. España es su historia, su lengua, su literatura, su arte, sus acentos variados, su mestizaje y su fe. Ser español es un modo de crecer, una manera de entender el mundo, una forma de rezar, de disfrutar, de sufrir y hasta de morir. Por eso los que odian a España lo primero que hacen es prohibir el español en las escuelas.

    Angel Ayuda Giménez.

    _______________________

    Naturalmente que yo también lo firmo; es lo más bonito que he leído en mucho tiempo; creo que no se pueden decir más verdades en menos espacio.

  • UN CORREO

    Muy bonitos los detalles, pero te pido, por favor, que cuando Irene discuta o regañe a Mario no permanezcas al margen. Apoya a Irene y ponte de su parte con energía si no quieres crear en ella un complejo depresivo de vacío y pérdida de autoridad. Tú eres médico y sabes que las mujeres, por su fisiología, tienen periodos psíquicos extraños que se acentúan en determinadas circunstancias, unas veces con mas intensidad que otras, para la estabilidad emocional. Entre Irene y tú debe haber una estrategia de actitud seria, permanente y conjunta, respecto a Mario (hijo), si no quieres que ella termine teniéndole que denunciar y tire para otro lado. No permitas que la maltrate psicológicamente con gestos soeces y sórdidas amenazas que la sacan de quicio y cosas rayanas con el delito que yo se que se dan ahí. Sé, positivamente, que Sergio y Tere son buena gente y no es culpa de ellos, sino del niño y de la divergencia de actitud frente al problema que teneis con él, el cambio experimentado por Irene de un tiempo a esta parte. Espero que recapaciteis los tres para evitar daños mayores, que no deseamos.
    Un abrazo.

  • Carta al diario IDEAL

    Sr. Director de IDEAL:
    El pasado domingo, día 11 del presente mes de Mayo, fue publicado un artículo en las páginas de opinión de este diario, dedicado al poeta granadino Manuel Benítez Carrasco, muy bien escrito por D. Miguel Carrascosa Salas.

    Como miembro de la Asociaciación Tertulia Literaria que lleva el nombre de tal poeta granadino, quiero agradecer a D. Miguel J. Carrascosa y a la dirección de este diario la publicación de dicho árticulo, ya que la figura del insigne poeta que fue D. Manuel Benítez Carrasco, albaycinero de pro, no goza habitualmente de la difusión y el conocimiento de su obra entre los propios granadinos, a lo que tampoco tampoco contribuyen organismos y entidades de esta capital andaluza, a pesar de que su fama ondee por otros paises mas que en su propia tierra.

    Como complemento al citado artículo antes reseñado, y para todas aquellas personas que quieran leer, copiar o escuchar en sus ordenadores, sus tablets o sus móviles 42 temas de nuestro poco conocido poeta granadino, les remito a la siguiente dirección de internet: "peravid6.com", tras de lo cual deberán pulsar o pinchar con el ratón en el título "Espacio para un poeta".

    La obra de D. Manuel Benítez Carrasco es, además, altamente pedagógica para ser difundida en escuelas de formación primaria, donde los alumnos tienen acceso a los ordenadores, por lo que ofrezco una oportunidad a los maestros/as que deseen engancharse a esta idea ilustrativa. Las nuevas tecnologías, en su lado positivo, ofrecen grandes posibilidades que pueden ser utilizadas en cualquier ámbito, tanto en casa como en la escuela, tanto en privado como en público, entre padres e hijos, en eventos culturales, etc. y tienen una difusión mundial. A tal efecto, aporto mi granito de arena con lo que, no sin gran esfuerzo, he llegado a hacer: poner en el aire, en satélite, imagen y mi propia voz al servicio de la difusión de la obra de un gran poeta granadino.

    Avidad

  • La poesía de Manuel Benítez Carrasco

    ESPACIO PARA UN POETA.- 39 temas del poeta granadino Manuel Benitez Carrasco, recitados.
    Enlace:
    www.peravid6.com

  • UNA INFANTA EN EL JUZGADO

    La prensa, la radio y la televisión vienen a ser en cierto modo las portavoces de las funciones representativas que se llevan a cabo a diario en el gran Teatro Nacional de la actualidad, donde los acontecimientos políticos ocupan un lugar principal. Como en todo teatro que se precie, los actores adquieren un papel fundamental, y a los espectadores, que somos todos los ciudadanos de un pais, que pagamos la entrada con nuestros impuestos, nos puede gustar o no, mas o menos, la función de cada día según el desarrollo de la obra que se represente

    Por estos primeros días de febrero, el acto a representar en el gran Teatro Nacional español ha tenido y tiene como actriz principal a la infanta de España, Cristina, hija del Rey Juan Carlos I, y como actor sobresaliente al juez llamado Castro. La representación, que solo es parte de una obra principal mas larga, ha sido precedida de una propaganda espectacular, dado que no siempre se sube al escenario de la rabiosa actualidad un personaje femenino de estas características. Y el auditorio, como no podía ser menos, ha estado expectantante, hasta el punto de convertir en cruciales los detalles mas mínimos, tales como si la actriz llegaría hasta el decorado (la sala de un juzgado) vestida de tal o cual manera, en coche o bajando a pie una rampa de 20 metros, aplaudida o abucheada desde la calle o desde la butaca de su casa de cada espectador de tan singular representación teatral. Y la actriz lo tenía bien ensayado: llegó sonriente, anduvo once pasos cronometrados con exactitud hasta la misma puerta del escenario, se sentó delante del juez, contestó a cuatrocientas preguntas sin decir ni pío y salió sonriente por donde mismo había entrado. Y aquí se acabó el primer acto, que unos aplaudieron y otros no tanto, como siempre ocurre cuando los españoles asistimos a este tipo de espectáculos en que el valor de la tramoya (gasto en seguridad, viajes en avión, estancias en hoteles de gran lujo, micrófonos y cámaras televisivas, etc. etc.) supera con mucho al argumento del guión puesto en escena. Porque todo esto se hace y se lleva a efecto, como en los tiempos del Coliseum romano, cuando Nerón daba espectáculo a las masas. Con una diferencia: que allí los leones se tragaban de verdad a las víctimas, y aquí, al final, nunca pasa nada, excepto que los actores siempre cobran y los espectadores pagan.

    Avidad

  • EL ABORTO

    La vagina viene a ser como un juguete muy especial para utilizar en solitario o en compañía (mujer/mujer, mujer/hombre), que trae un amplio "libro de instrucciones". Es un juguete que produce placer, no apto para niños, pero que, en ciertos casos y si no se toman precauciones, puede resultar peligroso y explosivo. Se advierte de ésto en el "libro de instrucciones". La mujer es propietaria del juguete y lo utiliza a su modo, como suyo que es. Cuando lo usa en compañía de un hombre y sin precauciones, el juguete tiene un resorte mágico que, tras el placer, produce una hinchazón y que, tras algún tiempo y por arte de magia, origina consecuencias; consecuencias que pueden estar previstas y deseadas cuando se utiliza el juguete, o que llegan por sorpresa, sin quererlo, siendo un incordio tanto para la propietaria del mismo como para el partícipe que lo utilizó con ella. Y lo peor es que dichas consecuencias no afectan solo al juguete en sí mismo, sino a todo el organismo físico de su propietaria y a la pequeña partícula viviente que jugando, jugando, queriendo o sin querer, han generado ambos partícipes en el interior de un cuerpo humano femenino. Y aquí empieza el conflicto. "El libro de instrucciones" para utilizar la vagina lo dice bien claro: el juguete es altamente peligroso. Lo que pasa es que las instrucciones no suelen leerse y luego se quieren afrontar las consecuencias, chapuceramente, al modo que conviene a las partes. Y como el mundo y la vida se rigen por leyes, cada cual quiere que las leyes se determinen y se escriban a su conveniencia... Y estamos hablando o escribiendo livianamente sobre algo tan importante como es el inicio de la mismísima vida humana.

    Los seres humanos nos hemos organizado en sociedades que producen unas costumbres y unos hábitos. El instinto natural que lleva al placer sexual y a la procreación es irrefrenable. Pero de entre todos los animales de la creación, la raza humana es la única capacitada para utilizar el cerebro con la racionalidad que origina el sentido de la responsabilidad. Otra cosa es que las costumbres y los hábitos en cada lugar nos lleven a poner por delante del derecho a la vida las circunstancias que hacen incómodo o imposible el costo del crecimiento y desarrollo de la misma. Es comprensible que el aborto pueda estar justificado en determinados casos no especificados aquí. Pero si las leyes vigentes en cada sociedad organizada dejan la puerta abierta, de una forma total, al derecho de la mujer a hacer con el feto lo que le venga en gana, la raza humana estará retrocediendo hacia la animalidad contraria a la racionalidad. Y todo ello en aras de un falso progresismo que no es otra cosa que la anteposición generalizada de la conveniencia y del interés individual a la norma existencial de la naturaleza.

    Cuando veo a esas madres pobres con niños malnutridos en los paises subdesarrollados, pienso en la falsedad y en la inutilidad de todos los premios y homenajes que nos concedemos nosotros mismos en las sociedades mas desarrolladas por los motivos mas livios. Son ellas -esas madres- las que merecen todos los honores y toda la ayuda que no les damos mientras se derrocha el dinero por otros mundos en lujos incomprensibles

    Avidad

  • EL RECIBO DE LA LUZ

    El recibo de la luz es un papel que nos llega a casa cada dos meses, que acredita que hemos pagado a través del banco, o que tenemos que pagar casi de inmediato, lo que nos cobran a raiz del consumo de energia electrica que hayamos hecho en los dos meses anteriores. Lo que nos cobran no es en realidad meramente el valor de la energia que hemos consumido, sino el resultado de una serie de conceptos adicionales que el servicio de ese producto lleva anexos. Y ahí es donde está el galimatías del rollo incomprensible para el común de los mortales que hemos quedado reducidos a la categpría de consumidores y paganos, así porque sí, aunque no comprendamos lo que nos dicen.

    Sería prolijo intentar aquí dar una explicación exacta de los factores que influyen para que tengamos que pagar la cantidad total que se indica al pié de la factura del que llamamos "recibo de la luz". A grandes rasgos, y sin ser un experto en esta cuestión, me atrevo a formular algunas consideraciones.

    Dentro del recibo, una parte del importe está controlado y regulado por el Estado, y otra parte viene dada por el precio específico de la propia energía. La energía eléctrica es un producto, como otro cualquiera, que ha de ser generado por las empresas que lo fabrican (las eléctricas). Este producto, que es tan esencial para la vida como el pan o como el agua, antes de llegar al consumidor ha de pasar por manos de los agentes que lo subastan para que llegue a las compañías que lo comercializan, que son las encargadas de distribuirlo entre la población, con arreglo a unos contratos que en su mayoría suelen llamarse de "último recurso", con tarifas variables. Como en toda subasta el producto se ofrece con un precio de salida y luego se pugna a ver quién da mas. Cuando las comercializadoras -que son pocas y pueden ponerse de acuerdo- por circunstancias deciden pagar mas por la energía, justifican así que han de venderla mas cara y suben el importe de los recibos de la luz. Pero ¿como se establece el precio de salida del megavatio-hora en cada subasta trimestral y qué factores influyen para establecerlo? Ahí está la madre del cordero. ¿Quién, cómo, por qué y en base a qué se fija el precio del megavatio hora en las subastas trimestrales?... Esto es un tema muy complejo y difícil de entender, pero que deja en el aire esta pregunta que intriga: si las eléctricas argumentan que venden la energía por debajo del precio de coste (déficit de tarifa), ¿cómo es que, estadísticamente, desde 1997 incrementan sus beneficios y siguen acometiendo enormes inversiones?... En esto del déficit de tarifa, que según se asegura supera ya los treinta mil millones de euros (una cantidad casi similar al rescate de la banca), debe haber mucho gato encerrado. No en vano todos los altos mandatarios de los diversos gobiernos España, terminan asentados como asesores, con jubilación dorada, en los mejores sillones de estas compañías eléctricas.

    Ha tenido que ser establecido un precio de la energía excesivamente alto en la subasta trimestral del pasado 9 de diciembre, que daba lugar a una subida del once por ciento en el recibo de la luz, para llegar a la gota que colmaba el vaso de la inquietud ciudadana. Y el Gobierno se ha visto obligado a actuar, haciendo intervenir a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) para anular la subasta por "circunstancias atípicas", quizás mas en defensa de su propia imagen y sus intereses partidistas, que pensando en el bolsillo de los ciudadanos en tiempos de crisis, aunque también.

    De todas formas, de una subida drástica del recibo de la luz, a partir de cuando sea, no nos vamos a librar. Y seguimos aguantando lo que nos echen, incomprensiblemente.

    Avidad

  • ANULADA LA DOCTRINA PAROT

    A pesar de la crítica que está corriendo en estos dias respecto a la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, de Estrasburgo, sobre la anulación de la doctrina Parot, todavía los políticos mas significativos del Estado español dicen a la ciudadanía que la banda terrorista ETA ha sido derrotada. La sangre de las victimas del terrorismo, derramada... ¿derramada por qué y para qué?.... Se pueden entregar vidas para defender una causa. La causa por la que ha corrido la sangre de las víctimas del terrorismo -la libertad y la unidad territorial de España- está siendo traicionada cobárdemente por los mismos políticos que estaban y están obligados a defenderla: Zapatero y Rajoy. El primero como iniciador de la CLAUDICACIÓN ante ETA, que no negociación, y el otro por consentirla y secundarla por inanición.. La excarcelación que se ha producido de una terrorista y las que se producirán de inmediato, se intuye dentro de la misma hoja de ruta que lleva ineludiblemente, mas tarde o mas temprano, a la independencia de Vascongadas y Cataluña. que no cejarán en su empeño hasta conseguirla. Y en este proceso se atisba que están complicados todos: mandatarios políticos y poderes judiciales, acobardados por los atentados de ETA cuyos miembros en las instituciones abertzales legalizadas y en la clandestinidad (que aun los hay) siguen cobrando del erario español, de nuestros impuestos, apuntándonos con las armas que no han entregado ni entregarán hasta conseguir su último objetivo y tan felices y contentos por la marcha de sus aspiraciones. Vamos a ver también, dentro de unos dias, en el propio parlamente español, cómo un diputado de ERC nos va a decir el texto de la pregunta independentista y la fecha de la consulta en Cataluña, que a la postre consentirán todas sus señorías, aunque en principio se interpongan, porque alli, en Cataluña, sus mandatarios hacen lo que aquí los nuestros no tienen valor de hacer: incumplir los dictados que le vienen de fuera cuando van en contra del deseo mayoritario y del objetivo que se proponen, a pesar de que en este caso, en la comunidad catalana, dicho objetivo sea ilegal, ya que Cataluña y Vascongadas son solo parte de un todo, que es España, y cualquier decisión sobre la independencia de un territorio nacional debería de ser consultada al conjunto nacional de los ciudadanos y no solo a los de una comunidad. Los puritanos de la justicia y de la legalidad, que lo son para unas cosas si y para otras no, bajo el manto del estado de derecho y del barniz democrático que encubre a la partitocracia que tenemos, esconden su cobardía y olvidan que la esencia de la Ley no radica solo en las antiguas leyes establecidas, sino en la voluntad mayoritaria y el interés general, social, económico, ético y moral, de la ciudadanía en su conjunto, que es lo que salvaguarda la libertad y la independencia de una nación, aun a riesgo de incumplir algún acatamiento europeo o internacional equivocado o perjudicial. Así lo hace Inglaterra, por ejemplo, y no pasa nada. No olvidemos, también como ejemplo, que la ONU ordenó a Inglaterra negociar con España sobre Gibraltar y aun sigue ignorándolo. ¿Por qué la justicia española ha de ser tan rápida y cumplidora con los mandatos de un tribunal por muy europeo que éste sea?.

    Avidad

  • OPINIÓN EN EL FORO PERIODISTA DIGITAL

    Soy miembro antiguo de este foro -Periodista Digital- y a lo largo del tiempo han habido facetas donde las respuestas en los temas eran un cruce de insultos entre unos y otros, según el signo de sus ideologías, donde la mayoría de las veces se perdía en la nada la esencia de la discusión. Por éso me limitaba a exponer mis pensamientos cuando me parecía, sin entrar en contestaciones. Era un tiempo atrás. Se fueron o dejaron de escribir algunos contertulios y ahora parece que, entre los que permanecemos y los nuevos que entraron, los modos han cambiado en beneficio de la calidad del foro. Últimamente no son muchos los asiduos a la escritura y al comentario, pero se advierte un respeto, por regla general, aun manteniendo cada cual su particular visión de los acontecimientos políticos cotidianos que traen a colación

    Tengo que decir que estoy de total acuerdo con Antopealver. Yo no soy miembro de ningún partido político y solo por cumplir con mi obligación de ciudadano voté al PP en las últimas elecciones generales. Ha pasado ya algún tiempo de gobierno y soy uno mas de los defraudados por la acción del Gobierno de Rajoy. Si debo creer o no en el vaticinio de futuro glorioso a medio plazo que nos presentan a bombo y platillo los ministros del PP a raiz de una leve mejoría en los datos macroeconómicos de este país, admito que tengo mis dudas, pues, cuando en la microeconomía las cosas siguen mal o peor, a éso es a lo que dedican siempre todo su esfuerzo los políticos que gobiernan, sean de un partido o de otro: a la propaganda para justificarse ellos mismos. Creo que en ello Rajoy iguala o supera Zapatero. Antes eran los brotes verdes y ahora la luz que empieza a vislumbrarse al final del túnel. Pero lo que tengo bien claro, a plena luz del día, es que este Gobierno ha echado todo el peso de sus reformas e impuestos sobre las clases medias, sin que se atreva a llevar a cabo la reforma administrativa que requiere la gravedad de la situación económica que atravesamos. El lastre de las estructuras económico-administrativas que se crearon en tiempos de bonanza apenas se ha tocado. Las subvenciones absurdas que obedecen a intereses partidistas continúan en gran medida. Y la justicia mediatizada campa por sus respetos, como estamos viendo a diario. Las sentencias de los tribunales que recaen sobre los políticos corruptos son acogidas por éstos con agrado y hasta festejadas con champan. Este país se sostiene solo a base de emisiones de deuda pública de tres o cuatro mil millones de euros cada tres o cuatro días, cuyos intereses tendrán que pagar las generaciones futuras. No es de recibo el señuelo de que la prima de riesgo baje. Da igual pagar medio punto mas o menos de interés por la deuda. La gravedad está en la cantidad de deuda que se contrae, que ya supera al producto nacional bruto, siendo así que, en política, lo principal se ha convertido en dotar a la banca nacional de recursos suficientes -la mayor parte a costa de nuestros impuestos- para que pueda comprar al Estado las emisiones de títulos y bonos que lanza al mercado. Tampoco vale el señuelo de justificar "el pensionazo de la Sra. Báñez" en base a la sostenibilidad del sistema, cuando se advierte el derroche económico en tantas otras cosas menos necesarias y se consiente disimuladamente que la corrupción continúe, convertida ya en la segunda preocupación de la ciudadanía. Que no le quepa duda a Rajoy de que el pensionazo le pasará factura. Pero con todo eso, lo peor es otra cosa, porque si quitamos a Rajoy y al Partido Popular del Gobierno de España, ¿a quien ponemos?... Y es que el bipartidismo que emana desde la Constitución de 1978 ha tocado fondo. Cuando una casa se construye sin cimientos, con el paso del tiempo se cae ella sola. Y aquí se hizo una Constitución con ausencia de control popular sobre la acción de los políticos durante el tiempo de sus legislaturas. Parece como si la referida Constitución se redactara por personas que habian estado postergadas durante la dictadura, con el ánimo de aprovecharse del cambio para que la casta política se resarciera personalmente en beneficio propio, que es la interpretación lógica de la politización de la justicia amparada por todos los partidos políticos. Está llegando el momento en que la solución -como bien apunta Antopealver- pinta en bastos, si es que la hay. Uno llega a pensar que la política es el arte de gobernar para que los ricos y los beneficiados por el sistema sigan siéndolo, mientras que las clases medias y los pobres han de ser mas pobres cada día, hasta que terminen trabando como "chinos" y para "los chinos" que, al parecer, le compran también al Gobierno parte de la deuda pública del Estado.

    Avidad

1 2 3 4 5 ...

Etiquetas de Blog