No temía a la muerte, no temía a la fría nevada ke con aliento de muerte acariciaba con dulzura mis mejillas, no temía el adiós y los largos silencios, no temía serlo todo para tí, no temía despertar una mañana.. Y ser nada. No mientras viviera e

5 de febrero del 2012

Comentarios 15

Para publicar un comentario tienes que conectarte. ¡Si todavía no tienes una cuenta, regístrate ahora!

 1 2