Página de perfil de yauli10

yauli10

hombre - 49 años, lima, Peru
223 Visitantes

Blog 2


  • CACTUS Y SUCULENTAS

    SUCULENTAS: descubriéndolas

    [left]Los Cactus y otras Suculentas representan un grupo de fascinantes plantas. Con este artículo comenzamos su estudio en la sección de suculentas.
    El gran interés que despiertan las plantas suculentas, se refleja en la multitud de coleccionistas que existen por todo el mundo. Algunas de las razones pueden ser:
    • Existe una gran variedad de formas en las Suculentas. Además, muchas especies tienen floraciones muy bellas (aunque a veces efímeras).

    El cultivo de los Cactus y Suculentas no es, en general, complicado. No obstante, siempre hay que saber lo que necesita cada especie. Hay unas más delicadas que otras. En estos artículos se pormenores.
    No se necesita mucho espacio para tener un buen surtido de Cactus y Suculentas. De hecho, hasta en una terraza se puede hacer una pequeña colección con más de 100 especies pequeñas y si se dispone de un jardín o invernadero... las posibilidades crecen.

    ¿QUÉ SON PLANTAS SUCULENTAS?
    Las Plantas Suculentas, también llamadas Plantas Crasas (suculentas es un término como más científico, más botánico) se caracterizan por acumular agua en sus tallos, hojas o raíces; esto les permite aguantar períodos de sequía.
    Estas plantas pertenecen a diferentes Familias botánicas: Cactáceas, Crasuláceas, Euforbiáceas, Asclepidéaceas, Agaváceas,...De todas ellas, las Cactáceas (los Cactus) es la Familia más típica y numerosa.
    Existen en el Mundo más de 2.500 especies distintas de cactus (más de 150 géneros conocidos). Sumando a esto las variedades y los híbridos, podemos hablar de más de 10.000 formas diferentes de Cactáceas. Además, casi todos los años se dan a conocer nuevos descubrimientos y los viveristas especializados y aficionados consiguen nuevas variedades y nuevos híbridos.
    En cuanto a las Plantas Suculentas que NO son Cactus, hay más de 8.000 especies distintas (Áloes, Ágaves, Crásulas, Mesems...).
    Por cierto, saber identificar con precisión cada una es tarea de mucho tiempo, pero súmamente interesante.
    DISTRIBUCIÓN GEOGRÁFICA DE LAS SUCULENTAS
    Los Cactus son todos originarios de América, desde el Norte hasta la Patagonia; no así otras Suculentas, que proceden de muchos lugares del Mundo además de América. Hay Cactus que viven en:

    • Los desiertos
    Es lo más típico en hábitat de cactus y suculentas.

    • En selvas húmedas tropicales
    Se trata de los cactus epifitos (géneros Rhipsalis, Epiphyllum). Pasan gran parte del año con lluvia y humedad alta constante.

    En montañas de los Andes Hay especies que viven en estas zonas andinas en Chile y Perú que pasan el invierno con nieve, resistiendo -20º C bajo cero. Por ejemplo, Tephrocactus lagopus vive a 4.000 metros de altitud, en la cordillera Andina, al lado de Arequipa.

    Las demás Plantas Suculentas que no son Cactus, proceden en un 70% de los casos de zonas áridas y semiáridas, pero también las hay de zonas frías y montañosas y de climas con gran humedad. Incluso algunas se pueden hallar en el hemisferio norte, cubiertas por la nieve en invierno.
    Con esto, queda claro que no todas las Suculentas son del desierto (la mayoría, sí) y requerirán un cultivo diferente por nuestra parte según su procedencia.
    Las adaptaciónes de estas plantas a la sequía son sorprendentes: almacenan agua, reducen su metabolismo, la floración es breve, piel dura, espinas para protegerse del calor y los depredadores,...y un curioso fenómeno propio de las Plantas Crasas:el llamado PROCESO CAM. Esto consiste en que sólo abren los estomas por la noche (las demás plantas lo hacen de día y pierden más agua), toman el CO2 y hacen la fotosíntesis de día, con sol.
    Por último, comentar que en ocasiones, el sitio donde han evolucionando las especies puede verse reducido a una colina o a un acantilado. Se crean así endemismos raros, a veces en peligro de extinción por la recolección irresponsable y el tráfico ilegal. Si multiplicamos para nuestra colección estas rarezas, contribuiremos en algo a que no desaparezcan.

  • BONSAI

    BONSAI

    [left]Bonsái es un vocablo japonés de origen chino (Pen sai), que significa literalmente árbol en bandeja. Es una forma de cultivo milenaria que los monjes budistas propagaron por todo Asia y que prendió con especial fuerza en Japón.
    Hasta hace unos años el bonsái de interior no existía, se trata de un invento reciente surgido para satisfacer a una demanda concreta.
    Así se ha empezado a cultivar como Bonsái algunas especies tropicales como ficus, araucarias o cycas que se pueden tener dentro de la casa, al menos durante los meses de invierno. Si se le quiere ofrecer un lugar preferente, debe estar siempre alejado de la calefacción o de cualquier fuente directa de calor.
    ¿Qué es un prebonsai?
    Se llama prebonsai a los árboles jóvenes cultivados en macetas pequeñas que, con el tiempo y los cuidados necesarios, pueden convertirse en verdaderos bonsáis. Para un principiante representan la forma más fácil y económica de iniciarse en este cultivo.
    Obtener un bonsái por medio de semillas es un proceso largo y complicado que se recomienda sólo a quien tenga ya una cierta experiencia. Otra posibilidad es comprar un árbol pequeño en el vivero y empezar a tratarlo como bonsái. Lógicamente no sirve cualquier planta, debe ser una especie leñosa capaz de desarrollar un tronco sólido y adquirir formas variadas.
    Especies para empezar:
    Pinos, arces, manzanos, abedules y espinos son árboles resistentes que aguantarán los errores lógicos de un principiante. Pero también puede atreverse con abetos, acebos, alisos avellanos, cerezos, enebros o bojes.
    Estilos:
    Existen 5 estilos básicos, inspirados en las formas que crea la propia naturaleza: Vertical formal (Chokkan), como los árboles que crecen en valles y llanuras. Vertical informal (Moyogi), representa a los que crecen sobre un terreno accidentado, es el más fácil de conseguir por lo tanto el más popular. El estilo inclinado (Shakan), recuerda a los árboles que crecen en las laderas y acantilados sometidos a la acción del viento. Y por último, los estilos cascada (Kengai), y semicascada (Han–Kengai). Inspirados en formas adquiridas en precipicios y desfiladeros, se caracterizan por crecer hacia abajo. Todos ellos tienen en la práctica, múltiples variaciones.
    Tipo de tierra:
    La tierra que nutre al bonsái es muy escasa y sin embargo, debe proporcionarle alimento sino también estabilidad. Aunque en el mercado existen mezclas especiales para bonsái, muchos aficionados prefieren preparar su propia mezcla.
    Una fórmula básica adecuada para la mayoría de las especies debe contener: una tercera parte de arena, otra de tierra de jardín y una última de turba.
    Cuidados y consejos:
    El bonsái es un cultivo muy especial, al que es preciso ir modelando poco a poco. Aparte del riego y rociado de las hojas, que se debe realizar con mucha regularidad, exige otras labores más esporádicas, como trasplante, abona, recorte de raíces, alambrado de ramas, etc.
    Estas tareas las puede realizar uno mismo con la ayuda de un buen manual y herramientas adecuadas, o se pueden encargar a un profesional.
    Reflexión:
    El Bonsái trata sobre árboles, árboles cultivados en miniatura.
    También trata del tiempo y del espacio, y de la vida y actitudes.
    En un nivel trascendental el bonsái puede ser el entremezclado de emociones, conceptos y actitudes, afectando tanto a los árboles, como al entusiasta del bonsái.
    También, el mismo, puede ser simplemente otro pasatiempo horticultural, que sólo requiere algo del sentido común del jardinero, algo de sensibilidad artística y mucha paciencia.
    Cualquiera que sea el significado que tenga para uno, está siempre abierto a la interpretación. Si se van a exponer reglas, la idea es que esas reglas deben ser tomadas únicamente como pautas, de lo contrario, es posible que se obtengan un montón de árboles estereotipados.

    : LA NATURALEZA Y EL ARTE DEL BONSAI

    Elaboración Técnica:

    1. Consideraciones Generales
    Son árboles en miniatura cultivados en macetas, pero que reflejan enteramente la belleza y tienen todos los elementos de un árbol grande creciendo en su ambiente natural.
    ¿En qué se diferencia un bonsai de las plantas de interior?
    En una planta de interior el punto focal de atracción son las flores y hojas, mientras que en un bonsai se aprecia la forma y la belleza del árbol en su conjunto y su relación armónica con la maceta en la cual es sembrado.

    1.1 Breve historia del Bonsai:
    Etimológicamente se puede entender como:
    "Bon - sai" : cultivado en un recipiente poco profundo.
    Como forma artística, el bonsai, se origina en los antiguas culturas orientales. Los predecesores del Bonsai fueron miniaturas cultivadas por los chinos. Los primeros restos pictóricos provienen de 200 años antes de Cristo, cuando China invadió Japón durante la edad media los monjes budistas llevaron este arte consigo, el cual inicialmente fue un pasatiempo de la aristocracia, que luego se popularizó.
    Si bien actualmente, se tienen como referencia los estilos tradicionales del bonsai japonés, ya no se siguen rígidamente las formas, dando así mayor libertad de creación.
    2. Algunas características que debe reunir una planta para bonsai:
    No todas las plantas son igualmente efectivas para Bonsai. Para lograr el efecto deseado se debe buscar una planta con las siguientes características:
    1. Hojas pequeñas o filiformes (en aguja como los pinos) o que el tamaño de hoja debe estar en proporción con el tamaño del Bonsai.
    2. Entrenudos cortos.
    3. Ramas que permitan dar forma al arbolito.

    3. PROPAGACIÓN DE ESPECIES
    Puede hacerse de las siguientes formas:

    3.1 PROPAGACIÓN POR SEMILLAS
    Cultivar un Bonsai a partir de semillas es un proceso muy lento, pero con la ventaja que el árbol será más perfecto pues se puede modelar desde el inicio.
    1. Sustrato de almácigo: (ver sustratos)
    2. Recolección de semillas:
    • Se pueden comprar las semillas en viveros o tiendas especializadas.
    • Lo más conveniente es hacer la recolección de semillas de aquellas especies que elijamos, podemos hacerlo en parques y jardines.
    • La viabilidad (capacidad para germinar) de las especies forestales es variable, generalmente duran poco tiempo.
    • Debemos observar cuando florecen (generalmente en verano), seguir la formación del fruto, y comenzar la vigilancia más frecuente cuando inicien su maduración (las semillas se ponen marrones).
    • La recolección la podemos hacer cuando las primeras semillas caen al suelo. Elegiremos las más llenas, de buen tamaño y que estén enteras.
    • Excepto para la ponciana que debemos solicitar a algún jardinero que las recoja.
    3. Tratamiento de la semilla:
    • La mayoría no necesita mayor preparación.
    • Sin embargo, existen semillas duras, como la Tara que deben ser escarificadas (se debe ablandarlas).
    • Se puede hacer remojándolas en un vaso con agua caliente.
    • Se raspa suavemente la cáscara con lija.
    • La punta opuesta a la inserción se pica con la tijera de podar.
    4. Siembra:
    • La profundidad será como máximo dos veces el tamaño de la semilla.
    • Se puede usar cualquier recipiente que tenga drenaje.
    • La distancia dependerá del tamaño de la semilla (2 x 2 cm o 3 x 3 cm)
    • Luego del primer riego se coloca en la sombra.
    • Cuando la plántula tenga al menos dos pares de hojas se sacarán a la intemperie.
    • A los 10 - 12 cm. se separan (trasplantan) a macetas individuales (de crecimiento). Se podará la raíz por vez primera.
    • Para desarrollar un tronco con rapidez, se puede transplantar al suelo por un año o el tiempo que se crea conveniente para que alcance el tamaño deseado. Cada cierto tiempo se debe sacar la planta y podar sus raíces.

    3.2 PROPAGACIÓN VEGETATIVA
    Este sistema de propagación es más rápida que el de semillas.
    1. Por estacas:
    • Se debe aprovechar el inicio del verano.
    • Escoger una rama madura con diámetro promedio de 1 cm.
    • Cortar una porción de 30 cm que debe tener al menos dos yemas.
    • Al sembrar debe quedar enterrado al menos una yema
    • Pueden usarse hormonas de enraizamiento.
    • El sustrato debe tener buen drenaje.
    2. Por acodos:
    2.1. Acodo acostado:
    • Escoger una rama que este cerca al suelo.
    • Hacer una incisión a unos 30 cm de la punta de la rama sin atravesar toda la rama, insertar una piedrecita en el corte.
    • Cavar un hoyo cerca al tallo principal de profundidad de 9 cm
    • Doblar la rama hasta el hueco, sin romper la rama.
    • Anclar la rama en el suelo y estacarla. Cubrir con tierra y regar.
    • Al cabo de unos 4 - 5 meses revisar la aparición de raíces.
    • Si ya enraizó cortar debajo de la incisión.
    2.2. Acodo aéreo:
    • Se escoge una rama que pueda servirnos para bonsai.
    • Se hace una incisión inclinada de abajo hacia arriba, sin atravesar toda la rama.
    • Colocar un guijarro en el corte para mantener abierto el corte.
    • Envolver la zona con musgo humedecido, envolver todo con plástico polietileno y atar fuerte por encima y debajo del corte. Se puede aplicar un enraizador en el corte.
    • Una vez que aparecen las raíces cortar debajo de la incisión.

    Compra en el Vivero
    • Se debe elegir plántulas que tengan tronco engrosado.
    • Debe tener raíces que nazcan en la base del tallo.
    • Debe ser ramificado, que tengan ramas a la altura apropiada para el estilo deseado.
    • Si la planta tiene buen disposición radicular se pueden destinar a bonsai de inmediato, si no fuera así debe pasar a adaptación.
    • Las plántulas de vivero a menudo conservan la raiz principal, que debe cortarse para promover la emisión de raíces laterales que les permita vivir en macetas poco profundas.
    • La adaptación puede tomar meses, y la poda de las raíces debe hacerse cada cierto tiempo.

    4. MACETAS PARA BONSAI: • El material más apropiado es la arcilla cocida, debido a la porosidad que permite la respiración radicular.
    • En bonsai se usan dos tipos de macetas.
    • Una, para el crecimiento o adaptación que puede ser cualquier maceta convencional.
    • Definitivos o de exhibición, la principal característica es que su profundidad debe ser menor al ancho de la maceta (excepto para el estilo cascada y semicascada). La forma puede ser variada.

    5. SUSTRATO PARA BONSAI: • Debe proveer a la planta nutrientes, soporte y aereación.
    • El compost y el humus; proveerán nutrientes a la plántula.
    • El musgo; por ser suave y esponjoso, tiene la propiedad de retener la humedad.
    • Tierra de chacra o jardín; proveerá a la planta de nutrientes minerales y le dará la consistencia a la mezcla.
    • Arena; debe ser arena de río lavada, debe ser gruesa para dar porosidad
    • Carbón; en la costa peruana no es muy necesaria pues los suelos son arenosos, pero si es arena muy fina puede agregarse a la mezcla. El carbón debe ser molido (no pulverizado). Es útil porque oxigena a la planta.
    • Las mezclas pueden ser:
    Tierra - Compost - arena; 3 : 1 : 1
    Tierra - Compost - musgo; 3 : 1 : 1
    Mezcla para almácigo y enraizamiento:
    arena - compost; 1 : 1

    6. RIEGO DEL BONSAI.• El agua es el transportador de los nutrientes del suelo a la raíz de la planta.
    • Las macetas de Bonsai son poco profundas y muy anchas por ello el agua se evapora rápidamente
    • Los riegos del Bonsai deben ser frecuentes
    • En verano por lo menos dos veces a la semana debe hacerse riegos por inmersión, este tipo de riego consiste en colocar la maceta en una tina grande y llenarla de agua hasta el ras de la maceta. Al cabo de aproximadamente media hora la superficie de la tierra se notará mojada pero el tiempo dependerá del tamaño de la maceta. Todos los días debe hacerse un pequeño riego en la mañana o en la tarde.
    • En invierno el riego puede hacerse una vez cada semana o cada 10 días, dependiendo de la planta. Se debe asperjar cada 3 ó 4 días.
    • En macetas de crecimiento el riego y la cantidad de agua debe ser similar, pero calculando el volúmen de agua.
    • Los riegos pueden ser variables dependiendo de la especie, algunas como el algarrobo son de desierto y sus exigencias de agua son menores. Con el tiempo conoceremos las exigencias de nuestros arbolitos

    7. MODELANDO UN BONSAI ¿Cuál es la diferencia entre un bonsai y un árbol normal?
    Un árbol que crece en la naturaleza tiene una morfología definida que fue adquiriendo a través del tiempo, tiene un aspecto de envejecido, tronco leñoso y ramas que le dan a la copa un aspecto definido.
    El Bonsai a copiado formas de la naturaleza para cada uno de sus estilos, tratando de reflejar nostalgia, romanticismo y reflexión.
    El Bonsai a través de técnicas logra en menor tiempo que el arbolillo obtenga la apariencia de un árbol envejecido. Estas técnicas son poda, y el alambrado. El Bonsai es un árbol saludable que recibe cuidados y nutrición como si fuera un árbol de tamaño normal.

    Arbol Convencional Bonsai
    La diferencia entre la raíz de un bonsai y un árbol normal es la forma de crecimiento.

    8. LA PODA DEL BONSAI • Antes de modelar al bonsai debe elegirse el estilo y el tamaño que deseamos lograr.
    • Debemos recordar que el modelado tarda, que es un trabajo largo y requiere paciencia.

    8.1 PODA RADICULAR
    • Si usamos plántulas preparadas por nosotros mismos como ya se indicó debemos hacer podas periódicas de las raíces para ir modelándolas, la poda se centra sobre todo en la eliminación de la raíz principal para estimular la emisión de raíces más cortas que nazcan del cuello de la planta.
    • La primera poda se realiza en el primer trasplante cuando la planta alcanza 10-12 cm de altura, se retira del almácigo y se coloca en macetas individuales o de crecimiento, se corta la mitad de la raíz principal, sin tocar las secundarias y se siembra, la eliminación total de la raíz principal se dará al cabo de 2 ó 3 transplantes más. Se eliminan unas hojas.
    • La primera poda de una plántula de vivero se realiza una vez comprada y antes de sembrarla en la maceta de acondicionamiento, se elimina la cuarta parte de la raíz principal y se siembra. En la segunda poda se elimina una porción más y de modo sucesivo, hasta tener una masa de raíces de bonsai.
    • Una vez establecido el bonsai en su maceta definitiva en cada transplante debe hacerse una poda para mantener la masa radicular apropiada a la maceta.
    • Los cortes deben ser limpios, y las raíces deben quedar distribuídas en forma radial, sin montarse una sobre otra.

    8.2 PODA DEL FOLLAJE
    • Con la poda del follaje podemos determinar el tamaño así como renovar las hojas y ramas , asearlo y mantener la forma del arbolito
    • Con respecto a la frecuencia de las podas, no hay tiempos exactos, dependerá de la velocidad de crecimiento y por lo tanto de la necesidad de la planta. Los pinos tienen un crecimiento más lento, mientras que las acacias crecen a mayor velocidad.
    • Existen tipos de podas; poda de formación y poda de mantenimiento.
    • Normalmente el árbol requerirá de varias podas para establecer su forma
    • Después de decidir la forma del follaje, se deben eliminar todas las ramas innecesarias se debe elegir un frente, no deben superponerse las ramas ni entrecruzarse para no obstruirse entre ellas, las ramas deben salir limpiamente en forma radial (poda de formación).
    • Durante la vida del arbolillo se hacen podas menores, generalmente cada dos meses. De igual modo se eliminan yemas que comienzan a crecer y que no nos parece que estén bien ubicadas (poda de mantenimiento).
    • Los cortes de las ramas deben hacerse al ras del tronco del árbol sin dejar tocones. El resultado final es un tronco liso.

    9. ALAMBRADO• La forma del bonsai se logra también con el alambrado
    • Si se observa las ramas de los árboles en la naturaleza el aspecto de vejez a menudo está dado por la inclinación de las ramas de los árboles en la naturaleza el aspecto de vejez a menudo está dado por la inclinación de la ramas por efecto del tiempo y los factores ambientales
    • Los árboles jóvenes, tienen usualmente las ramas creciendo hacia arriba. El alambrado y modelado por torsión del árbol dará a las plántulas el aspecto de vejez
    • Para el alambrado se usa alambre de cobre pelado de los números 12, 14, 16 y 18
    • El alambrado se hace luego de la poda para complementar el modelado del árbol
    • Se debe hacer cuando las ramas son flexibles para evitar romperlos, el grosor de alambre debe estar de acuerdo con el grosor de la rama
    • No debe ajustarse mucho, ni deben cubrirse las yemas
    • El alambrado debe renovarse cada 2 ó 3 meses para evitar que al engrosar la rama se marque el alambre en ella
    • Se debe anclar la punta del alambre a la base del árbol introduciéndolo en la tierra
    • El doblado se hace luego de alambrar la planta, se hace con las manos, agarrando con firmeza la rama y ayudándonos con los dedos

    10. TRANSPLANTE DEL BONSAI• Se elige la maceta de exhibición apropiada
    • Se realiza la mezcla, retirando de ella todo material grueso, si es preciso se tamiza
    • En el fondo de la maceta se coloca un trozo de malla para evitar la pérdida de suelo. Si hubiese necesidad de atar el arbolillo se colocará rafia o alambre muy delgado, amarrándolo con otra pieza de alambre o con una ramita
    • Se coloca el sustrato a la tercera parte de la maceta, se oprime con fuerza. Al centro se coloca un pequeño montón de sustrato el que también se oprime
    • Se retira la planta de la maceta de crecimiento, se podan las raíces. Se extienden y se colocan sobre el montoncito de tierra. Se cubre con el resto del sustrato. Se aprieta y se ata el arbolillo
    • Se riega por inmersión. Se coloca a la sombra por algunas días

    11. TAMAÑOS DEL BONSAI
    Esencialmente son:
    1. Bonsai pequeño: En promedio 8 cm de altura, generalmente se forman a partir de semillas
    2. Bonsai mediano: Pueden tener de 15 a 25 cm de altura como promedio. Es el más difundido por ser el que se adapta mejor a diferentes condiciones de manejo y espacio
    3. Bonsai grande: su altura puede ir entre 40-80cm
    4. Gran Bonsai: llega a 1,20 m de altura

    12. MANTENIMIENTO DEL BONSAI• Los Bonsai son árboles en miniatura que deben vivir en el exterior todo el tiempo, excepto luego de un transplante entonces deben permanecer bajo sombra 2-3 días, sobre todo en verano
    • Ya se ha hablado sobre el riego, la poda y el alambrado y los transplantes. Estas prácticas deben ser periódicas para asegurar el bienestar del bonsai.
    • Los frecuentes riegos y el mismo crecimiento del arbolito disminuirán la capacidad nutritiva del sustrato, por ello debe hacerse una renovación periódica, la misma que se aprovecha para podar las raíces
    • El periodo es variable y dependerá del tipo de planta. Las coníferas se transplantarán cada 4-6 meses y las leguminosas cada 3-4 meses, esto dependiendo del crecimiento que observemos
    • La forma de transplante ya se menciono. Si fuese necesario se aplicará un abono en cantidad apropiada sin excederse para no quemar la planta
    • Luego se riega y se asperja el bonsai.

    13. PLAGAS Y ENFERMEDADES• El bonsai puede ser afectado por insectos y enfermedades como cualquier otra planta
    • Cada vez que se hace el transplante se deben revisar con cuidado las raíces para eliminar gusanos que se comen las raíces y perforan tallos.
    • Los insectos que generalmente son pulgones y moscas blancas pueden retirarse manualmente, por ello es importante revisar siempre el follaje del bonsai
    • Pueden usarse remedios caseros para el control de las plagas
    • Si el problema es más severo consultar con algún especialista.
    • Las plantas no se enferman cuando se encuentran bien cuidadas. Se verán saludables cuando el mantenimiento es oportuno.
    • Las enfermedades que pueden atacar al bonsai son hongos, pequeñas manchas blancas pulverulentas que se observan en el envés de la hoja.
    • El ataque de hongos puede deberse, a la humedad excesiva, poca aereación, o mantener mucho tiempo al arbolillo en el interior.

    Algunas Recetas de Remedios Caseros para Control de Enfermedades y Plagas
    FUNGICIDAS:
    1. Té de cebolla
    Ingredientes : una cebolla cruda y 1/2 litro de agua
    Preparación: El bulbo crudo se machaca en agua o se licúa. Se cuela y el líquido se aplica rociado sobre la planta.
    2. Fungicida de azufre
    Ingredientes: 25 gramos de azufre y 5 litros de agua
    Preparación : se disuelven los 25 g de azufre en 5 l de agua caliente, dejar enfriar y aplicar a la planta. Se puede guardar como máximo un mes en frasco de vidrio.
    INSECTICIDAS
    1. Té de tabaco
    Ingredientes: Tabaco en polvo, o colillas de cigarrillos o cigarrillos negros sin filtro y agua
    Preparación: Se hierve una taza de tabaco por cada litro de agua, dejar enfriar, filtrar y aplicar a la planta. Guardar en frasco de vidrio. Es muy tóxico para el humano.[/left]